“El Parque de San Roque, San Juan y El Batán”  (1984)

 

Realizado por encargo del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria e ICONA, este parque fue concebido como nueva zona verde de la ciudad desde una perspectiva antidepredadora y equilibrada de la transformación del territorio unitario de la isla.

Como objetivo básico de la propuesta se pretendía la recuperación y adecuación del uso del cauce del Barranco Seco, deteniendo su proceso de degradación, y creando para ello un ecosistema urbano en el que integrar una dotación mínima de equipamientos, que pudiera llegar a constituirse, a través de sucesivas actuaciones, en un centro urbano de interrelación y actividad comunal de los cinco barrios ubicados en la periferia del área objeto del proyecto, caracterizados por singularidades urbanísticas, históricas y sociológicas propias.

La consideración de los usos y servicios tradicionales en el lugar, las vinculaciones emotivas espacio-comunidad, la estimulación de la necesidad social de equipamientos y la rehabilitación del patrimonio histórico, fueron los criterios básicos y determinantes de la propuesta.

En consecuencia, conocer “el sentir” y “el hacer” de los núcleos de población próximos para cada una de las áreas de intervención, así como conocer su percepción, sus necesidades, la degradación del uso por bloques de edad, etc., constituyeron el punto de partida del trabajo.

Teniendo en cuenta además que toda la acción humana sobre el paisaje se hace en un tiempo histórico, en unas circunstancias concretas y con unos elementos constructivos o destructivos, comportando transformaciones en el paisaje que inciden directamente sobre el hombre, la estructura conceptual, funcional y física de las acciones a construir se basó en los siguientes elementos:

• la pared o muro de piedra seca, como elemento constructivo, símbolo de la historia agrícola de la isla de Gran Canaria;
• el agua discurriendo por acequias y acueductos;
• la pasarela para permitir el contacto peatonal entre los barrios de San Roque y San Juan, históricamente separados en el espacio pero unidos con analógica identidad;
• nuevos usos para las antiguas canteras y estanques de factura troglodítica, como forma de proyectar desde un nuevo lenguaje arquitectónico;
• la reconstrucción de los elementos antrópicos, casi en ruina por la errónea aplicación del concepto de progreso tecnológico;
• potenciar la propiedad socioambiental del lugar de todos los barrios vecinos;
• aplicación del arte de la jardinería para las coberturas vegetales con combinaciones de arboleda que proporcionara sombra y permitiera el disfrute popular.

El proyecto, que se realizó con carácter de urgencia, fue presentado en julio de 1984 y la ejecución de las obras se interrumpió en agosto del año siguiente, periodo en el que JM Aceytuno estuvo como asesor-director de las obras. Posteriormente, retomada nuevamente la ejecución del proyecto, en 1987 JM Aceytuno solicitó formalmente la paralización de las obras ante la confrontación de criterios de concepto proyectual, procedimiento ejecutivo y de utilidad pública, entre la propuesta inicialmente concebida y parcialmente ejecutada bajo su asesoramiento y dirección y la propuesta del proyecto reformado.

 

Portada Memoría "Creación de zonas verdes en San Roque, San Juan y El Batán" + Fotografía plano

01_portada_memoria_mapa01_portada_memoria_mapa

Parque San Roque - Fichero fotográfico

02_san_roque_0102_san_roque_0102_san_roque_0102_san_roque_0102_san_roque_01

Axonometría y Planta de "La Pared"

03_la_pared

Parque San Roque - Bocetos "de trabajo y diálogo", realizados in-situ

04_san_roque_0204_san_roque_0204_san_roque_02

Zonas Verdes del Proyecto y Propuesta de Desarrollo Futuro

05_san_roque_03

¿Dónde está este proyecto? - Descarga el enlace a Google Earth de El Parque de San Roque, San Juan y El Batán en formato .kmz